Cirugía

Las lesiones o úlceras, traumatismos, o alteraciones congénitas como los frenillos que pueden aparecer en la mucosa oral requieren la valoración por parte de un cirujano maxilofacial. La cirugía de tejidos blandos de la mucosa oral suele ser de corta duración, bajo anestesia local o sedación. Se recomienda la visita al cirujano  cuando una lesión aparezca. El diagnóstico temprano es esencial para una rápida curación.

Frenectomía Lingual:

Tongue Tied PreTreatment 1La Frenectomía es la cirugía que se encarga de la extirpación del frenillo anormal, el frenillo es una banda musculosa que une la lengua o el labio inferior a la encía. Este procedimiento se realiza en pacientes con la lengua muy pegada al piso de la boca, se detecta precozmente, aproximadamente a los dos años, pero muchas veces no se opera inmediatamente.

Consecuencias de un Frenillo Lingual Corto:

Un frenillo anormal puede afectar la posición dentaria, la movilidad de la lengua o labios, mala retención protésica o un diastema interincisal inferior (espacio en las encías). En la mandíbula superior, puede causar que los dos dientes frontales se separen. La limitación de la movilidad lingual, puede provocar dificultad de succión, dificultad en la deglución, alteraciones fonéticas, ulceraciones linguales y problemas de desarrollo de los maxilares.

La normalidad indica que con la boca abierta la lengua tope el paladar, pero a estos pacientes no les llega, lo que conlleva diversos problemas de fonación con las letras r, s , d y combinaciones como pd, pl , pr. Por ej. Clavo pronuncian Cravo.

Por qué es necesaria realizar una Frenectomía

La razón principal para realizar esta intervención, es la prevención de problemas del habla y de la alimentación. Y la prevención de la separación de los dientes frontales durante el crecimiento.

En qué consiste el procedimiento

El tratamiento se realiza con anestesia tópica y local. Se realiza un corte en dos etapas, realizando la sección paralela al eje mayor de los incisivos inferiores, y luego paralelo a la cara central de la lengua, para aumentar la movilidad de la misma. En la medida que se va realizando la sección, se va liberando paulatinamente la lengua.

En el postoperatorio se recomienda la realización de ejercicios con un fonoaudiólogo, luego de 24 horas realizada la cirugía. Se controla al paciente a las 72 horas, para observar que no exista dolor e inflamación de la zona tratada, y para percibir movimientos linguales. A los 7 días de la cirugía se puede observar una cicatrización casi total y una gran mejora de la movilidad lingual.

Frenectomía Labial

frenillo labial

En la boca existen dos pliegues conectores, el primero sujeta la encía de la arcada dentaria superior al labio y el segundo une la base de la lengua con el piso de la boca. Estos pliegues están situados en la línea media y se les llama frenillos linguales o labiales.

Cuando los frenillos labiales son excesivamente cortos o gruesos se deben corregir para evitar problemas en la pronunciación de las palabras y la alimentación por la dificultad para mover o sacar la lengua.

Cuando el frenillo lingual es “corto”, se le llama: Síndrome del frenillo corto o anquiloglosia o frenillo inflexible.

La corrección de este problema o frenillectomia es un procedimiento muy común.

Un frenillo está constituido por 3 capas básicas:

 

*
*
*

¿Qué pasa cuando el problema esta en el labio superior?

Cuando el frenillo está muy tenso en el labio superior, se realiza una frenillectomía superior. Este frenillo aumenta la distancia entre los incisivos superiores (diastema) generando un sonido balbuceante o de silbido por causa del espacio existente y otras alteraciones en la fonética del paciente.

¿Qué pasa cuando el problema está en el labio inferior?

El labial inferior no tiene tantos problemas como el superior, pero puede ocasionar gingivitis severa ya que impide que el paciente se realice una buena limpieza bucal diaria.